Pese a que la gran mayoría de sus colegas decidieran retirarse tras la llegada de Pedro Castillo, el expresidiario y jefe del GEIN, Benedicto Jiménez, decidió quedarse en la ceremonia y no hacer tal desplante como otros lo hicieron.

Jiménez, quien se encontraba junto a los otros miembros del GEIN por el acto de reconocimiento por el Día de los Defensores de la Democracia, explicó que su decisión obedeció a la lealtad al general Oscar Arriola, de quien habían recibido la invitación para asistir al acto de reconocimiento por la captura del cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán.

“Me he quedado por lealtad al general Oscar Arriola, director de Dircote; porque si alguien invita es lógico que tú, en reciprocidad, estés con él”, recalcó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.