Desde ayer se inició el primer día sin cuarentena y algunos vecinos reportaban poca actividad alrededor de la ciudad. Por otro lado, en los paraderos cercanos al centro de Trujillo se vivía otro día más sin distanciamiento social. Sin embargo, el alcalde provincial, Daniel Marcelo, manifestó que «La presencia de más público usuario nos obliga a liberar al resto de microbuses. Son 1 200 microbuses que volverían a circular levantada la cuarentena».

En declaraciones que dio a MacroNorte el dirigente del Frente de Defensa de Taxistas de Trujillo (FREDETT), asegura que los micros van llenos al igual que las combis y nadie los regula. “Se corre menor riesgo en los taxis”, afirmó.

Por ello, algunos miembros del FREDETT acudieron a la plaza de Armas para de conversar con el regidor Aquino. Esto con el afán de  pedir que se permita salir al 100 % de la flota de taxis. “Los taxistas viven del diario. Nosotros mismos nos estamos regulando, salimos dejando un día”, aseguró el dirigente.

Además, el término de la cuarentena aumentó la asistencia de ciudadanos a bancos y mercados. En el centro de Trujillo se observó gran cantidad de personas que acudieron a una entidad bancaria. Las largas colas propiciaron que se cerrara el acceso a la cuadra cuatro del jirón Gamarra, provocando congestión vehicular. Este panorama ha llevado a accionar a las autoridades distritales y al alcalde provincial, quienes se sumaron a la solicitud del gobernador regional, Manuel Llempén. Los alcaldes de El Porvenir, La Esperanza, Florencia de Mora, Víctor Larco, Salaverry y Laredo firmaron el documento. En el oficio se describe la situación real de la región y se concluye que La Libertad debe incluirse entre las regiones que están cumpliendo cuarentena focalizada.