Frente a las constantes manifestaciones del pueblo en rechazo al nuevo Gobierno de Manuel Merino, el grupo de hackers en el mundo, dejaron fuera de funcionamiento a varias instituciones públicas, como el Congreso de La República.

Como se sabe, fue el Congreso quien vacó a Martín Vizcarra, por lo que el control del Estado pasó a manos de Merino. Varios analistas políticos también aseguran que fue una acción inconstitucional.

En la cuenta de Anonymus se lee el mensaje «Lanzamientos anónimos #OpPerú en respuesta a la reciente represión violenta del gobierno. Varios sitios web, incluidos los pertenecientes a la policía, han sido atacados en protesta».

También escribieron «El Congreso ha sido tomado por mí y por ElixirOP». Además, el Comando Cibernético del Perú anunció «Ministerio de defensa tenemos una de tus bases de datos, Merino Renuncia, ¡solo tu puedes parar todo esto!».