El nombre del adulto mayor es Aquiles Cruzado, él vive solo y sufre de algunas enfermedades, pero aún así sale a trabajar vendiendo libros usados para mantenerse y comprar medicamentos.

Los días son complicados pero con ganas de superación para el anciano de 72 años, quien llega desde Manuel Arévalo hasta el centro histórico de Trujillo para trabajar desde las 8:00 a.m. hasta las 6:00 p.m desde hace casi dos años, aproximadamente.

«Lo que desearía sería un puestito donde pueda vender, hace un tiempo llegué buscando un lugar y encontré esta esquina», mencionó el anciano que se encuentra en el cruce de la av. España y la cuadra 1 de la calle San Martín.

En un inicio, el trabajo del señor Aquiles eran las cargas pesadas en la Hermelinda, pero por salud ya no continuó. Ahora, buscó la opción de laborar los lunes, martes, jueves y viernes, ya que los otros días se enfoca en su labor dentro de una iglesia, donde le brindan un espacio para poder vivir.

«Quisier saber si me pueden apoyar con libritos usaditos para poderlos vender», acotó el adulto mayor, quien dijo que tiene algunos clientes que van a comprarle para seguir fommantando el hábito de la lectura.

Por otro lado, como complemento, realiza la venta de llaveros, botones, pinzas, entre otros artículos como forma de apoyo ante sus necesidades. Todo suma y el señor Aquiles está a disposición ante cualquier ayuda que se le desee realizar en la ciudad de Trujillo.

Suscríbete y recibe nuestro boletín de noticias

* indicates required

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.