Durante una exposición virtual ante el pleno del consejo edil, la gerente general, Tania Baca, afirmó que 38 trabajadores ediles dieron positivo a COVID-19.

Asimismo, la funcionaría confirmó que la mayoría de estos pertenecen a las subgerencias municipales de salud y de defensa civil.

No obstante, aseguró que todos los trabajadores contagiados, se encuentran actualmente en el aislamiento social con sus familias en sus respectivos domicilios.

«Son alrededor de 38 empleados ediles que dieron positivo a COVID-19, sin embargo aún están en evaluación 45 más que posiblemente los contagiaron sus familiares», aseguró Tania Baca.

Ante esta situación, la funcionaria público anunció que la comuna provincial ya solicitó más pruebas de descarte para la totalidad de su personal.

Además, descartó que todos los trabajadores municipales se hayan necesariamente contagiado en los espacios ediles.

«Ya estamos gestionando la compra de esta pruebas de descarte para todos nuestro personal edil, que no necesariamente se han contagiado en nuestros locales ediles»

Finalmente, señaló que estas pruebas de descarte adquiridas llegará esta semana y se aplicarían entre el jueves y viernes de la próxima semana.