Son 677 agentes de Seguridad Ciudadana los que se encuentran en cuarentena por ser vulnerables al COVID-19, así lo informó el alcalde de Trujillo, Daniel Marcelo.

El alcalde mostró su preocupación por el aumento de ambulantes en las calles y los mercados. Ante ello señaló que es difícil aplicar un plan para controlar el comercio informal con la disminución del personal.

“Ante esta situación tan difícil que estamos atravesando, más de 600 serenos no se encuentran trabajando por ser parte del grupo de riesgo. Por ello, no se puede controlar al comercio ambulatorio que existe en la ciudad, a pesar del estado de emergencia que vive el país “, señaló Marcelo.

Del toral de agentes inoperativos, 112 han dado positivo al coronavirus; 151 están dentro del grupo vulnerable; 66 han solicitado permiso para guardar cuarentena, trabajo remoto, entre otros; y 346 serenos esperan los resultados de su prueba rápida.

La autoridad reveló que no hay presupuesto para contratar a más personal ya que no cuenta con el apoyo del Gobierno Central. “La pandemia nos está afectando a todos. ¿Cómo contratamos más personal para fiscalizar a los ambulantes e informales si no nos apoya para eso el Gobierno Nacional?”, expresó.