Tras dos años de cierre por medidas sanitarias, el comedor San Martín de Porres, reabrió sus puertas para las personas de escasos recursos y en estado de vulnerabilidad puedan acceder a alimentos a un costo cómodo, para ello la Sociedad de Beneficencia de Trujillo (SBT) volvió abrir las puertas de este comedor social.

De esa manera, se beneficiarán a más de 150 personas, entre niños, adolescentes, adultos, adultos mayores y personas con discapacidad.
“Felicito a los directivo de la SBT por este trabajo, más aún cuando mucha gente necesita acceder a la alimentación. Esperamos contar con un local más amplio para llegar a más beneficiarios. Esperamos obtener más ingresos para incrementar la ayuda social”, manifestó la autoridad edil, quien con regidores y altos funcionarios de la SBT inspeccionaron los ambientes del referido local.

Cabe señalar que, desde el año 2019, se cerró el comedor a raíz de la pandemia del coronavirus y el confinamiento obligatorio. El local está ubicado en la esquina de las calles Zepita con Junín y atenderá de lunes a viernes, brindando desayuno de 8:00 a.m. a 10 a.m. y almuerzo desde las 12:30 p.m. hasta las 2:00 pm. Ruiz Vega indicó se espera intensificar gestiones con el sector privado para incrementar el servicio.
En el referido espacio, se alistó todo lo necesario para que los trabajos de cocina (que cuenta con un chef) y atención al público se realicen respetando los protocolos de bioseguridad, destacó el presidente del directorio Favio Veláquez. El costo es de S/ 6.50.